¿Conoces las nuevas recomendaciones de la OMS para el trabajo de parto

La unidad, y el amor entre la madre y el padre, es fundamental para el bebé que está en la barriga. Foto: Archivo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó este viernes 26 nuevas recomendaciones para establecer pautas y reducir intervenciones médicas innecesarias durante el parto en todos los países.

En un documento titulado “Cuidados intraparto para una experiencia positiva de parto”, la agencia sugiere algunas acciones, luego de comprobar que en los últimos 20 años, los médicos incrementaron el uso excesivo de intervenciones.

Entre las recomendaciones, la OMS incluyó algunas como:

  • Tener un acompañante de elección durante el parto
  • Garantizar una atención respetuosa y una buena comunicación entre las mujeres y los proveedores de servicios de salud
  • Mantener la privacidad y la confidencialidad.
  • Permitir que las embarazadas tomen decisiones sobre el manejo del dolor, el trabajo y las posiciones de parto (ofreciendo diferentes alternativas), entre otros.

Al decir de la subdirectora general de la OMS para Familia, Mujeres, Niños y Adolescentes, Princess Nothemba, queremos que las mujeres den a luz en un ambiente seguro con parteras calificadas en instalaciones bien equipadas.

Sin embargo, añadió, la creciente medicalización de los procesos normales de parto socava la capacidad de una mujer para dar a luz e impacta negativamente en su experiencia.

Si el trabajo de parto progresa normalmente, y la mujer y su bebé están en buenas condiciones, no es necesario que reciban intervenciones adicionales para acelerar el parto, apuntó.

Las recomendaciones también contemplan aspectos sobre el recién nacido, como no aspirar a los niños que respiran por sí solos y nacen en líquido amniótico claro.

Además, dejar al bebé en contacto con la piel de la madre al menos una hora para fomentar la lactancia y prevenir la hipotermia (a menos que el recién nacido tenga problemas de salud); luego suministrar a todos los recién nacidos un miligramo de vitamina K.

La OMS señala que alrededor de 830 mujeres mueren a diario por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto en todo el mundo; la mayoría podría prevenirse con una atención de alta calidad durante el embarazo y el alumbramiento.

La Vitamina K desempeña funciones importantes en la coagulación sanguínea y desarrollo de huesos fuertes.

Tiroteo en la Florida: El profesor que puso su cuerpo ante las balas

Tiroteo en la Florida: El profesor que puso su cuerpo ante las balas

El entrenador Aaron Feis. Foto: AP.

Aaron Feis era entrenador de fútbol americano de la escuela de Parkland. El miércoles, el profesor se interpuso entre Nikolas Cruz y dos alumnos. Recibió los balazos y murió tras ser trasladado al hospital. De 37 años, casado y con una hija, era muy querido por los estudiantes.

Feis fue víctima de uno de los tiroteos más severos en la historia moderna de los Estados Unidos, un país herido por la violencia enfebrecida de individuos con armas de fuego.

Un día después de la masacre en Florida en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, se conoció la heroica historia de Aaron Feis. El profesor de 37 años fue el primero de las 17 víctimas en ser identificado.

“Murió como un héroe”, expresó un oficial de la escuela. Colton Haab, estudiante y jugador de futbol americano de 17 años, era muy cercano al entrenador. El joven confirmó que Aaron cubrió a tres alumnas de los disparos.

“Ese es el coach Feis. Siempre se aseguraba de poner las necesidades de los demás antes de la suya. Trabajaba después de la escuela, en fines de semana, cortaba el césped y ayudaba siempre que fuera posible”, añadió.

La cuenta oficial de Twitter del equipo de MS Douglas confirmó que Feis falleció en la madrugada del 15 de febrero por los múltiples disparos:

“Con mucha tristeza nos enteramos de la muerte de Aaron Feis. Era nuestro asistente de futbol americano y guardia de seguridad. Desinteresadamente, cubrió a los alumnos del tirador cuando las balas lo impactaron. Murió como un héroe y siempre estará en nuestras mentes y corazones

Fantasìas Sexuales Femeninas Porque No

Por mucho que se ha ganado en igualdad de género en las esferas pública y privada, en el imaginario social el pensamiento erótico femenino sigue siendo tabú

Se puede tomar de compañera a la fantasía, pero se debe tener       como guía a la razón.                                                                                                                                                                                                                          Samuel Johnson

Un documental sobre las fantasías sexuales de 1 600 mujeres del sur de la Florida, en Estados Unidos, encabezó la lista de los videos más vistos en la web en diciembre último, seguido por los gritos de un cuidador de leones en Arizona que halló abierta la jaula de sus pupilos.

Fantasear sobre cualquier cosa es un don inherente a todos los seres humanos. Su grado de complejidad depende de los marcos culturales en que se genera el estímulo, pero su desarrollo tiene más que ver con la edad y el contexto que con el sexo biológico en sí.

Por mucho que se ha ganado en igualdad de género en las esferas pública y privada, en el imaginario social el pensamiento erótico femenino sigue siendo tabú… ¿Cómo puede resultar alarmante un fenómeno que debería ser común, teniendo en cuenta que la mitad de la población en el mundo es femenina y un alto por ciento de ella está hoy en la plenitud de su potencial vida sexual?

El prestigioso terapeuta español Paco Cabello describe la fantasía sexual como una especie de ensoñación que permite escapar brevemente de la realidad imaginando situaciones sexuales que tal vez nunca vamos a experimentar o que nos gustaría llevar a cabo en algún momento.

Un estudio citado por el sitio mexicano los40.com dice que el 71 por ciento de las mujeres tiene fantasías durante el coito, (aunque no siempre las comparte): la más frecuente es realizar prácticas que no se atreverían a probar en la realidad, y le siguen tener sexo con dos hombres a la vez, con otra mujer y con una persona desconocida, incluso a la fuerza.

Otros medios confirman esos resultados con sus propias encuestas y detallan como deseos más cerca de materializarse el practicar el coito con las manos atadas, o hacerlo en un vehículo, el probador de una tienda o un elevador, citados incluso con más frecuencia que otros lugares confortables.

Claro que de la fantasía a la realidad suele haber una gran distancia, como advierte la sexóloga Sylvia de Béjar, autora de los libros Tu sexo es tuyo y Deseo: Una mujer que imagina tener sexo con una multitud o masturbarse en un lugar muy público difícilmente lo lleve a la práctica mientras esté en su sano juicio.

A veces el solo hecho de imaginarlo es excitante, pero molesto, en cambio hay otras fantasías más detallistas que se pueden compartir con la pareja, las amistades o anónimamente.

El cubano Pedro Pablo Valle, máster en Sexología clínica, recomienda recrearnos con al menos dos fantasías eróticas cada día. No tienen que ser muy sofisticadas ni siempre con personas ajenas o situaciones exageradas: imaginarte con tu propia pareja en un intercambio picante o recrear un beso robado a alguien en la calle suele ser un estímulo poderoso que mantiene la autoestima en alza.

Cabello considera esas invenciones como una valiosa herramienta porque ayudan a vivenciar el placer en total libertad y en un ambiente ciento por ciento controlado.

Lo peligroso de obsesionarse con ciertas fantasías (como desear a la pareja de tu hermana o explorar el mundo homoerótico, por citar ejemplos comunes), es que la vida a veces te pone en situaciones límite y puedes exteriorizar ese secreto en algunas circuntancias. Luego no hay marcha atrás, aunque argumentes que no estabas en tus cabales.

Por otro lado, el terapeuta cubano emite una alerta para las nuevas generaciones: quienes se aficionan demasiado a la pasiva rutina de los audiovisuales olvidan fantasear por su cuenta y luego no logran imaginarse a sí mismos en un intercambio erótico más cercano a lo real, sin modelos despampanantes ni trucajes, y esa incoherencia suele causar disfunciones sexuales a temprana edad.

Para elaborar su libro Proyecto Tabú, la sexóloga Georgi-na Burgos entrevistó a más de 5 000 personas, buscando llegar al mundo interior sexuado de los demás. En ese intento corroboró que la mera fantasía es una herramienta para excitarse y llegar al orgasmo, con la ventaja de que mientras fantaseamos no nos exponemos a las consecuencias esperables en la realidad ni somos juzgados por nadie… a lo cual pudiéramos agregar que, desde el punto de vista práctico, soñar cuesta mucho menos y está siempre a la mano.

Ama el Todo, conoce las partes

Hay una grieta en todo…

Así es como entra la luz.

Edward Cohen

Cuentan que un sabio quiso convencer a sus colegas de que las personas éramos algo más que una amalgama de elementos bioquímicos atrapadas en un cuerpo físico, y que existía una energía sutil capaz de dar sentido a nuestra existencia vinculada a otros seres y objetos muy diversos.

Para demostrarlo dispuso en un caldero todos los minerales en las mismas proporciones en que aparecen en nuestro organismo, lo rellenó con agua y removió la mezcla a la temperatura ideal… pero jamás obtuvo un ser humano.

La moraleja de su experimento ya había sido descrita siglos antes mediante una noción integradora de la realidad que ha recibido muchos nombres (Tao, Tantra, Gaia, Gestalt, Holos) y cuya esencia es muy simple: un todo es más que la suma de sus partes, porque incluye la inteligencia para reconocerse único, los mecanismos para funcionar de forma autónoma y sus propias razones para existir en cada instante.

Ese conocimiento ancestral habla también de concatenación entre sistemas de mayor y menor jerarquía que vibran simultáneamente, como el tejido de una red infinita, por lo que al interactuar con uno, influenciamos a los demás.

Afortunadamente, tras dos milenios de segmentación de los saberes científicos y sus vías de acceso, se puso de moda esa visión holística a partir de teorías como la del Sistema General y la de la Complejidad, que cobraron auge en la segunda mitad del pasado siglo.

De esa fuente bebió el Doctor Eusebio Rubio para articular su Modelo Holónico de Sexualidad, que revolucionó la Sexología a nivel mundial y propició muchos cambios en la atención clínica, la educación y la promoción de patrones para el goce individual de la salud sexual y reproductiva.

Por invitación del Cenesex, este experto mexicano trajo a Cuba el debate de su paradigma, según el cual el género, la reproductividad, el erotismo y la vinculación afectiva son los cuatro holones sexuales o subsistemas básicos, cuyos procesos atraviesan los tres niveles de estudio del ser humano: biológico, social y sicológico.

Cada uno de esos holones tiene un potencial estrechamente vinculado al desarrollo de los otros tres, pero cada individuo debe hacerse cargo de cómo los vivencia: La sexualidad se construye en la mente de forma individual a partir de lo que la naturaleza biológica y la interacción con el grupo nos hacen vivir, y por tanto su significado es particular y cambiante como nuestra realidad.

El amor es un buen ejemplo de esa integración que describe Rubio, al ser una experiencia afectiva y erótica marcada por nuestra identidad y vivenciada según referentes familiares. Como proceso transcurre a la vez a nivel biológico, mental y social, pues solo pensar en el ser amado lleva al cuerpo a producir diversas sustancias, pero es la mente quien lo interpreta como placer o suplicio y genera pensamientos que facilitan o entorpecen la relación según nuestros prejuicios.

Camino integrador

Cuando se aplica el modelo holónico, los conocimientos nutren las prácticas personales de un modo más armónico, sobre todo porque el diálogo parte de reconocer el derecho a gozar, cada quién a su modo, pero con responsabilidad.

Con ese enfoque se multiplican por el mundo los servicios de terapia sexual, cursos académicos, talleres formativos y redes virtuales que rescatan el ejercicio liberador del sexo, tanto del consumismo hedonista como de la culpa y el miedo que lo estigmatizan.

Para lograrlo se actualizan técnicas milenarias que apelan a los afectos y validan el juego de todos los sentidos con ánimo de impregnar plenitud sexual y espiritual en todas las esferas de la vida.

También en Cuba se generan vasos comunicantes entre actores, proyectos e instituciones de disciplinas aparentemente desligadas, como el arte, la medicina, la política, la informática, la pedagogía y los medios de comunicación, cuyas acciones se anulan cuando intentan excluir otros saberes en nombre de sus propias certezas y en cambio se potencian con el respeto a la diversidad de experiencias y lenguajes que propone la mirada holística.

Así se fraguó también el proyecto Senti2, fruto de la interacción de esta página temática (que pronto cumplirá 18 años) con otros espacios mediáticos como el programa Oasis de Domingo, de Radio Taíno; el blog Intimidades, de Cubahora, y varias emisoras provinciales y municipales.

Sus acciones se inspiran y nutren de la labor investigativa y social del Cenesex, el Centro Martin Luther King y su red de educadores populares, la Socumes (Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad), la red de centros de promoción de salud y prevención de ITS/Vih-sida de Prosalud, el Grupo de Reflexión Oscar Arnulfo Romero, la Plataforma de Hombres por la No violencia contra las mujeres, la asociación OM Meditación y la Cátedra de Género y Comunicación Mirta Aguirre, del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Su principal fortaleza es contar con un público muy variado y exigente que da fe de la utilidad de ese intercambio sistemático a través de foros digitales, correos, peñas, piyamadas, acampadas y encuentros por todo el país. En 2017 desarrollamos talleres de Sexualidad holística en La Habana, Santa Clara, Bayamo, Cienfuegos y Holguín, y este año continuaremos creciendo, si ustedes lo permiten.

Parejas abiertas ¿muere el amor?

El debate de esta semana es sobre el amor. ¿Ya lo suponían? Esta vez nos acercamos desde la voz juvenil a un fenómeno tan complejo como las llamadas «relaciones abiertas» porque ¿hasta qué punto funciona este tipo de relación? ¿Puede existir el amor verdadero sin exclusividad?

Desde que se hicieron novios, Camila anda por las nubes. No escucha a nadie, salvo a Melendi –unas 40 veces al día- con su canción «Un violinista en tu tejado». Ambos van al mismo preuniversitario, conversan de todo… hasta sus signos zodiacales son compatibles.

Es verdad que Alex le ha aclarado con demasiada frecuencia que son una relación «musical», pero ella no quiere preocuparse por eso ahora. «Es normal al principio; después, él se enamorará y serán una pareja formal, como debe ser…», piensa ella.

¿Se han vuelto populares las parejas abiertas? ¿Hasta qué punto funciona este tipo de relación? ¿Puede existir el amor verdadero sin exclusividad?  se habla con jóvenes de varias edades sobre esta manera de estar «juntos, pero no revueltos», como diría la popular canción del grupo Qva Libre.

 

Sergio, de 19 años, considera que una pareja abierta  significa algo así como «nos vemos cuando queremos para darnos placer». Mientras que Orlando, de 23 años, afirma: «Es el tipo de relación en la que pueden estar más de dos personas y puede pasar cualquier cosa…».

Según el terapeuta español Antonio Bolinches, en una relación abierta, ambos miembros acuerdan que pueden tener otras relaciones cortas o duraderas. Pero es la pareja primaria es la que estructura su vida afectiva, donde reside el amor con mayúsculas.

«Hoy en día hay muchas parejas abiertas —explica Rocío, de 18 años— porque en esta edad se experimenta mucho, y esa falta de compromiso resulta más interesante, te da más seguridad de que no te van a herir, pero también tiene sus desventajas porque va en contra de lo que es el amor verdadero».

Melissa, por otro lado, le aclara: «Lo que sucede es que siempre hay una persona más enamorada que la otra, y acepta esas condiciones por miedo a perder la relación. Es muy difícil que los jóvenes se comprometan…Y este tipo de relación casi siempre pasa cuando nos estamos conociendo, y en la mayoría de los casos, lo sugiere el hombre. Por eso creo tiene mucho que ver con el machismo, porque él puede estar con una «pila» de gente, y si lo hago yo, soy una degradada…».

«Yo admito que en alguna ocasión, me ha funcionado tener una pareja abierta —comenta Sheila— cuando se es joven es muy difícil saber lo que uno quiere: sentimos la necesidad de experimentar cosas nuevas y con una pareja abierta tenemos un ámbito libre para conocer otras personas, pero al final, es demasiado inseguro, hasta dañino, tú nunca sabes si tu pareja tiene verdaderos sentimientos por ti…».

 

¿Y el amor?

Para Rocío, la mayoría de la gente tiene una idea distinta de lo que es el amor, y algunos, imponen limitaciones ridículas, que en vez de fomentar ese afecto, lo opacan.

«No se pueden quemar etapas, en la adolescencia, nosotros difícilmente nos soportamos a nosotros mismos, y tener que compartir todo ese tiempo, esas emociones y cambios de carácter con otra persona es terrible. El amor es tener la voluntad para intentarlo».

Sobre el tema, Melissa explica que ella sí está enamorada, pero amar no debe significar renunciar a nuestra libertad: «Lo malo es esa “quemadera” de etapas, querer vivir enseguida juntos, o no respetar los espacios, renunciar a salir con tus amigos, o simplemente no tener un instante para disfrutar de estar solos, que es lo que hoy se ve asume como una relación seria. Por eso las parejas actualmente no duran mucho.»

Robiel, de 33 años, en medio del debate fue tajante al precisar: «A mí no me resultaría una pareja abierta. Y creo que en el afán de buscar diversión y goce, lo mínimo a lo que te puedes exponer, es a una enfermedad de transmisión sexual»hummm interesante…

A qué le eres fiel?

Las misteriosas y no tan misteriosas motivaciones tras las infidelidades son reveladas por la sicóloga Esther Perel, tras años de estudio de la intimidad de pareja

El matrimonio es una cadena tan pesada que a veces hacen falta tres para llevarla.

Alejandro Dumas

Ser infieles demanda una tenacidad que todo matrimonio envidiaría. Su encanto está en lo prohibido, pero también en la embriaguez de captar una pasión novedosa, tal como empezó la relación traicionada.

Así lo revela Esther Perel, sicóloga belga especializada en intimidad de las parejas, quien de visita en Cuba por estos días aceptó inaugurar un ciclo de charlas sobre el futuro de la feminidad, iniciativa del proyecto Abanico y su productor, Rafael Lavín.

La monogamia se concreta en el día a día, pero la realidad es una pequeña porción de la mente humana, donde la fantasía tiene mucho más espacio. Por eso quien engaña casi nunca tiene la intención de lastimar, dice la experta.

Más que alejarse de su pareja o buscar placer ajeno, lo que se añora es la propia esencia, lo dejado atrás al asumir una exclusividad basada en el amor, aunque el deseo es quien impulsa ese tipo de elecciones.

Cuando sale a la luz, lo que más duele no es el contacto con otros cuerpos, el tiempo o los recursos «desviados» del afán común, sino la traición a esa misión idealizada de construir el amor único, indispensable e irremplazable que los llevó a unirse en primera instancia.

Pero la práctica terapéutica confirma que tras materializar una aventura mucha gente refuerza el interés hacia su vínculo estable, mejora su entrega erótica y se dispone a resarcirla de mil maneras.

Facebook que no ve…

En esta era digital es más fácil y a la vez más difícil esconder las infidelidades. En las redes sociales puedes conocer a muchas personas, pero también hay más riesgo de que te atrapen en un fuego cruzado.

Hoy no se mira con igual condescendencia a una mujer que decide perdonar porque hay más facilidades para no depender económicamente de nadie y ella puede tener todo el sexo que quiera, comenta la experta. Si no fuera por esa presión social (ejercida desde siempre sobre los hombres), mucha gente reconocería que su amor es aún más fuerte que el desencanto y le daría a su historia otra oportunidad.

Esther no se declara ni a favor ni en contra de las infidelidades. Cada caso es una enseñanza y hace falta coraje tanto para romper como para reescribir la trama.

Ella comparte dos claves para lograrlo: la primera es que el infiel se arrepienta sinceramente del daño ocasionado a su pareja, aun cuando no sienta remordimientos por la experiencia vivida, y la segunda es enfocar el diálogo conciliatorio no desde los detalles sórdidos (quién, dónde, cómo), sino desde lo aprendido sobre su propio vínculo: ¿Por qué tú? ¿Por qué nosotros? ¿Qué sentías al verme cada día? ¿Qué descubriste de ti? ¿Cómo salimos de esto juntos?

Pasión vs. contrato

El matrimonio ha sido, y es aún de cierta forma, un acuerdo patrimonial: qué familia alimentar y quién se queda con los bienes en caso de muerte o ruptura. Por eso la magnitud del engaño depende tanto de lo hecho como del modo en que se recepciona por la otra parte.

Si la infidelidad se generara porque falta algo dentro de una relación, todos los matrimonios estarían condenados a sufrirla, porque nadie lo tiene siempre todo para el otro: la pareja se construye entre dos seres imperfectos que sueñan algo dialécticamente superior y viven en permanente reto, negociando poder y seducción hacia adentro y   afuera.

La persona infiel viola la fe colectiva en un modelo romántico que aún defendemos, y esa violación no empieza al meterse en otra cama sino antes, desde el chateo, el piropo en la calle, el gesto de atención hacia otras personas…

Se dice que el hombre es infiel por temor al compromiso y la mujer por hambre de intimidad, pero la vida es una ecuación más compleja, sobre todo ahora, que no nos casamos para tener sexo con alguien, sino para dejar de tenerlo con otras personas, apunta Esther.

Incluso en parejas abiertas hay reglas claras de cuándo, dónde o con quién no se puede experimentar, pero bordear el contrato es lo apasionante: transgredir los límites da sensación de autonomía y puede llegar a ser adictivo, no importa que tan tradicional o moderna sea la pareja.

La alquimia sexual es importante en esa vivencia. Después de cierto tiempo, un sexo fantasioso de pocos minutos genera más endorfinas que el intercambio cotidiano con tu pareja. En las encuestas aplicadas en disímiles países el 95 por ciento critica las aventuras, pero esa misma cifra dice que las tendría si pudiera evitar las consecuencias.

¿Se acabaron las frases pícaras de amor?

Galanterías, piropos o frases simpáticas parecen extinguirse en el siglo XXI aunque muchos gustan de estas metáforas seductoras Pregunte sin penaDiferencia de edad en la pareja

«Se necesita solo de un minuto para que te fijes en alguien, una hora para que te guste, un día para quererlo… pero se necesita toda una vida para que lo olvides».Anónimo

¿A quién no le gusta escuchar un halago, o no se siente recompensado con una sonrisa cómplice tras lanzar una de esas simpáticas frases —ya sea propia o copiada— al paso de una persona que llamó su atención?

Piropear es una de esas tradiciones a las que no deberíamos renunciar por ninguna modernidad en el lenguaje o las comunicaciones. Sin embargo, una estudiante que conocimos en un viaje entre Ciego de Ávila y Cienfuegos preguntó qué pasaba con la imaginación de los jóvenes —y de los que ya no lo son—, porque últimamente solo escuchaba frases soeces para llamar su atención o la de sus amigas.

«Nada que ver con los piropos lindos que le decían a mi mamá cuando yo era chiquita, o los que le oí a mis primos muchas veces cuando venían de visita a mi pueblo hace dos o tres años», comentaba ella en el ómnibus.

«¿Será que se olvidaron las frases más famosas? ¿Se acabó la creatividad de los hombres o están todos contagiados con esas letras horribles de reguetón y salsa que solo hablan de groserías y desprecio hacia las mujeres?», preguntó alarmada.

Al llegar a la Redacción echamos a rodar su inquietud entre los colaboradores electrónicos de Sexo Sentido, y aquí están algunas de las respuestas.

SABOR CUBANO«En mi opinión, el piropo es muy hermoso, ya sea romántico o un poquitín descarado, pero siempre sin pasarse ni caer en faltas de respeto. Cuando dices algo así ellas miran, sonríen y a veces dan las gracias… y la que no, por lo menos lo oye y piensa inconscientemente en él».

Así opina Alain, joven capitalino que se encargó de contactar con otros lectores para armar esta página, sobre todo entre muchachos de la UCI, donde estudia su novia, la santiaguera Daymi, de 22 años, quien piensa que los piropos son «la forma de expresar con palabras lo que cada cual ve cuando tiene una chica en frente o la ve pasar por su lado.

«Es muy agradable saber que nuestros encantos causen asombro», reconoce ella. «Algunos se pueden oír, pero hay otros que se las traen… Eso depende de la educación de cada persona y de la cultura que con sus ojos alcanza a ver.

«Mientras el piropo es atrayente, encantador, interesante, sugestivo, nos llama la atención; pero todo se convierte en una mirada desapacible y un gesto retraído cuando el hombre se propasa». Con esta opinión coincide Indira, de 22 años, otra de las muchachas informáticas contactadas, quien afirma que le gustan tales expresiones «si es algo espontáneo, a lo cubano… que cuando te lo dicen, no sabes si ponerte colorada o reírte de la ingeniosidad. Pero detesto que me digan una frase grosera».

El santiaguero Adonis, también de 22 años y estudiante del mismo centro, es partidario de los requiebros originales. A su juicio los piropos se utilizan «para enriquecer el lenguaje corporal y ensalzar una conversación entre un hombre y una mujer cuando él desea conocerla… o al revés».

Por eso los describe como un puente para el coqueteo y la zalamería típicas del cubano. «Cuando se piropea, el estado anímico cambia completamente», asegura este joven, quien desaprueba esas «bromas pesadas que siempre terminan en desagradables desenlaces». Tal fenómeno no siempre es culpa de ellos, asevera. También puede pasar porque no a todas las mujeres les gusta que las piropeen y a veces miran con desagrado o responden con un mal gesto, lo cual lleva a la réplica ofensiva.

«A mí me gusta ser galante y si le tengo que decir a una mujer que es bonita se lo digo, pero hay que tener cuidado, porque ella puede llamar a la policía y acusarme de que la estoy molestando», comenta jocoso.

Pero otros lectores respondieron que no siempre un piropo tiene que terminar en un entendimiento amoroso, ni siquiera en amistad: puede ser simplemente un gesto de cortesía o amabilidad entre ambos géneros, una forma de reflejar nuestra cultura latina, que no debería perderse ni contaminarse con malas palabras.

«Eso nos empobrece: con tantas ideas que siempre hemos tenido, tanta metáfora linda que surge a cada momento, ¿por qué usar solo groserías, o peor aún, tener que escucharlas de algunas mujeres?», reflexiona Manuel, universitario capitalino de 25 años que reconoce no sin cierto rubor haber sido piropeado muchas veces.

«No veo mal que las muchachas tomen la iniciativa, pero si me dicen una vulgaridad no me río, porque eso es hacerme muy poco favor y dejarlas a ellas en un peor lugar», asevera.

Otro colaborador ni siquiera nos permite usar su nombre. Se confiesa un hombre tímido, incapaz de decir algo a una muchacha y mucho menos de responder si lo elogian. Para él las gafas oscuras son una suerte, porque esconde el azul de sus ojos, que tantos «dolores de cabeza» le han dado.

Pero aunque no diga galanterías, las escribe: «Prefiero dejar papelitos en el bolso de la muchacha que me llama la atención, o en su puesto en el aula… Es menos “exhibicionista”, pero puede guardarlo… algo así como un piropo con efecto a largo plazo».

Siguiendo su sugerencia, Sexo Sentido les regala este miniglosario de piropos, recolectados especialmente entre los amigos para iniciar bien el año.

REGALOS DE 2018

•Si la belleza fuera un segundo, tú serías 24 horas.•Dejaron la puerta del cielo abierta y un angelito escapó.•Si barres como caminas, me convierto en basura.•¿Tienes diabetes?, porque tienes unos ojos tan dulces…•Si hay ángeles y realmente nos observan, sin duda lo hacen a través de tus ojos.•¿Crees en el amor a primera vista o tengo que volver a pasar delante de ti?•¡Bombón! No camines al sol, que te vas a derretir.•Si tu cuerpo fuera cárcel y tus brazos cadenas, que bonito sitio para cumplir mi condena.•No me mires tanto y tócame, para que veas que no soy un sueño.•Si así es el infierno, ¡que me lleve el diablo!•Tú debes ser atea, porque estás como quieres y no como Dios manda.•¿Por qué el cielo está nublado…? Porque todo el azul está en tus ojos.•Perdí mi número de teléfono, ¿me das el tuyo?•Perdón, ¿no estás algo cansada? Es que estuviste dando vueltas en mi cabeza todo el día…

Es posible la amistad tras la ruptura de una relación amorosa

Si se mantienen el respeto y algunos intereses comunes puede recuperarse la vieja amistad que unió para el amor a una pareja El sufrimiento puede aumentar el deterioro de la salud El atractivo físico en la autoevaluación del sujeto como pareja potencial

Pasar de una relación de pareja a una amistad es algo sencillo según la opinión de varias personas. Otras lo consideran muy difícil, e incluso imposible.

Para los sexólogos, aunque el trance no es tan fácil ni tan rápido, es algo que puede suceder, de acuerdo a las bases sobre las que se construyó la relación, y las causas que llevaron a la ruptura.

El proceso de separación abarca una problemática bastante amplia, desde aspectos económicos o familiares hasta personales, y en especial emocionales.

Cuando un individuo rompe con su pareja, en su organismo se disparan una serie de emociones displacenteras que hacen más difícil la recuperación de su vida normal y dificultan la capacidad de asimilar cambios referentes a los sentimientos que le despierta el otro sujeto.

Pero ello no significa que sea imposible. En algunos casos pueden reconstruirse las bases de la amistad que una vez los unió, siempre que mantengan el respeto y algunos intereses comunes.

Por otra parte, si la relación estuvo rodeada por un ambiente de confianza y la decisión final fue de mutuo acuerdo, libre de rencores, es posible recuperar la vieja amistad. Si, además, en esa relación se procrearon hijos, es importante evitar la tensión entre estos, sus padres y otros familiares.

SEGUIR ADELANTEMuchos lectores escriben desesperados a nuestra página, contándonos el malestar que sienten a partir de una ruptura con su «media naranja».

Dicen vivir acosados por una sensación de ahogo, incertidumbre o frustración que los encierra en un círculo vicioso y les impide seguir adelante.

Según los psicólogos, estas crisis de ansiedad son reacciones comunes de nuestro organismo ante las decepciones o pérdidas irremediables, que llegan incluso a desencadenar actitudes caóticas, de las que tal vez después nos arrepentimos.

La tristeza que produce el duelo de perder algo que queríamos, casi siempre viene acompañada de la ira, un mecanismo natural de defensa para «salir airosos de la situación», o centrar la culpabilidad en la otra persona.

«Aunque ya no es tu pareja, la sigues viendo como tal, y no logras el rompimiento psicológico-emocional». Así describe el psicoterapeuta mexicano Juan Antonio Barrera esta situación inicial de desarraigo.

Cuando esta primera etapa se supera, ya no hay compromiso alguno y no se sienten tan observados por la ex pareja, puede llegarse a un clima de confianza reposada, en el que incluso se conversa de temas que antes era imposible tocar.

Claro que esta amistad debe darse de mutuo acuerdo. La sinceridad y el respeto son primordiales para que se logre. Si solo uno quiere rescatar las buenas relaciones y la otra persona rechaza el trato, entonces es un autoengaño, precisa Barrera.

Para superar el trance es importante reflexionar: ¿por qué se separaron? Tal análisis brinda la oportunidad de crecer, recapacitar y, si aún es posible, resolver las fracturas encontradas en la relación.

A partir de esta posición se puede actuar de distinta manera, ya sea con la misma persona o con otra. Ser precavidos y observadores de nuestros errores es el camino para evitar el círculo vicioso que describen los lectores.

No obstante, no hay que perder de vista que tal actitud puede convertirse en un arma de doble filo, alertan los expertos. La solución está en aprender a aceptar los errores, analizar qué sucedió y no buscar un culpable.

El consejo que dan los terapeutas es enriquecer la vida con actividades placenteras, hacer aquello que siempre se quiso hacer, y se pospuso por la pareja o compartir con las viejas amistades, para recordar mejores etapas.

Mente positiva, y tiempo al tiempo: así se evitan pensamientos destructivos y sentimientos de culpa, que pueden llevar a la autodestrucción.

La rabia incontrolable no es el mejor camino para dar punto final a una relación, sea o no salvada por la amistad.

VALE LA PENACuando se decide mantener una relación de amistad con la antigua pareja es porque aún quedan intereses compartidos, entre ellos los hijos, algún vínculo económico o amigos en común.

Pasar de pareja a amigos, requiere de un tiempo prudencial. Casi siempre es el que más sufre quien demora más en aceptar el fracaso y eliminar el rencor por el otro.

Es imposible establecer una charla amigable cuando todavía afloran reproches por la separación. Aun así, hay ciertos temas que por lo general se esquivan, por ejemplo, aquellos relacionados con nuevas relaciones afectivas de ambos.

Cuando, además, la ruptura involucra a hijos menores, es necesario mantener una relación de civilizada cordialidad después de la separación, y mucho mejor si es de amistad.

Así se hace más llevadera la toma de decisiones entre ambos ante problemas comunes, a pesar de no estar juntos. Si hace falta, se puede acudir a un mediador, ya sea un terapeuta o un representante legal, pero intentando por todos los medios que la tensión no afecte a la familia.

Si no se tienen hijos, la decisión de ser amigos o desaparecer directamente de la vida del otro queda a libre elección de cada cual. Ambos pueden iniciar una nueva vida sin necesidad de volverse a ver, pero si no obstante deciden mantener una amistad, esta suele ser más sincera que la de aquellas parejas que lo hacen por necesidad.

El respeto, la escucha y la tolerancia se deberán imponer al odio y al rencor, porque donde existió amor, quedan rastros de confianza, cariño y admiración, que, al fin y al cabo, son más que unas tibias cenizas.

Te compran tu soledad

Las transnacionales han convertido la soltería en un producto más, en un mundo abocado al consumismo, que vende emociones y promueve oportunidades

   Vender emociones y promover oportunidades para satisfacerlas es uno de los negocios más lucrativos de la sociedad moderna, sobre todo en aquellas circunstancias que exacerban el vínculo de pareja como medida del éxito social, o viceversa, sin importar cuán bien o mal les va a las personas ni por qué motivos su estatus sentimental se prolonga.

Al decir del Doctor en Ciencias Carlos Delgado, profesor de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, si algo nos identifica como nativos de esta etapa histórica es la necesidad de consumir cada vez más objetos, servicios, ideas… Muchas industrias dicen invertir y dilapidar recursos para satisfacer esa urgencia, pero en verdad son ellas las que generan más demanda en aras de su propio beneficio, cueste lo que cueste a la gente y al planeta.

Así lo demuestra la superabundancia de ofertas destinadas a alimentar obsesiones superfluas alrededor del 14 de febrero, fecha designada para «probar» cuánto amamos, y de paso hacer sentir más miserable a quien no recibe o da nada ese día, no tanto por la falta de amor sino por la exclusión del placer consumista que identifica al clan global de estos tiempos.

Y aunque ya hay otras fechas bien arraigadas para gastar dinero compulsivamente (en la madre, el padre, la familia…), algunas compañías vieron la conveniencia de estimular el Día de la Soltería, otra jornada para dar loas a la soltería y lograr que más personas se regalen cosas a sí mismas o a sus amistades.

Aprovechando esa filosofía, en 2009 se le «ocurrió» a una compañía china promover ofertas atractivas mediante internet a propósito de la fecha, y tuvo tal aceptación que el pasado 2016 la facturación llegó a      17 800 millones de dólares en un día, solo para Alibabá, el gigante del comercio electrónico.

Otros países, sobre todo asiáticos, se han sumado a la idea con avidez: el mercado de la soltería tiene hoy perspectivas interesantes, a juzgar por la tendencia creciente de algunas variables sociodemográficas, como la alta tasa de divorcios y las brechas entre edad de inicio de las relaciones sexuales, edad del primer matrimonio (oficial o consensuado) y fin de la vida sexual activa.

También influyen rupturas culturales muy fuertes propiciadas por la globalización de los hábitos consumistas occidentales, como el entusiasmo por dejar el hogar materno para irse a vivir en comunas juveniles o de la tercera edad, donde es fácil tener sexo, pero no son bien vistos los compromisos formales.

Asignatura pendiente

Hoy se estima que la población adulta soltera supera a la población casada en el mundo, y como hay tantas variantes socialmente aceptadas de disfrutar el erotismo, el sexo dejó de ser motivo esencial para unirse a otra persona de por vida.

Aun así, el hábito de celebrar el amor es tan poderoso, que mucha gente se deprime alrededor de la fecha tradicional para ensalzarlo, malestar que aprovechan quienes buscan nuevos nichos de mercado para posicionar productos que banalicen el asunto, como singlesatlas.com, mapa que usa los datos de la United Nations Population Division para filtrar información y encontrar en qué países hay más gente soltera de tu edad con la que puedas contactar en las redes digitales.

En cuanto a fechas, las fuentes en internet no se ponen muy de acuerdo: algunos sitios digitales apuntan al 13 de febrero, víspera de San Valentín, como momento ideal para comprar chucherías y enfrentarse a la susodicha jornada con la autoestima alta.

Otros afirman que el mejor día para esta festividad comercial es el 11 de noviembre, porque numéricamente es la fecha con mayor cantidad de unos, según el grupo de estudiantes universitarios de la ciudad de Nanjing que iniciaron la campaña basada en el orgullo de elegir no casarse bajo presión familiar porque les importaban más sus elecciones de vida que las costumbres de sus ancestros.

Alibabá y sus portales TaoBao y Tmalhizo han mantenido el liderazgo, y en 2014 facturaron los primeros mil euros en regalos encargados en apenas 17 minutos.

Como el asunto es captar clientes y sacar provecho a sus emociones, otras compañías como GearBest idearon un sistema de cupones previos a la fecha y extendieron sus ventas hasta por una semana, lo cual demuestra que no importa tanto celebrar un estatus o resaltar un día, sino tener más ganancias a partir de los hábitos y emociones, así como generar nuevas necesidades de consumo y mantener cautivo a ese público que se enorgullece de su aparente libertad.

Asteroide pasa hoy cerca de la Tierra

 

El pasado lunes 25 de diciembre, el asteroide 2017 YZ4 fue descubierto mientras se desplazaba a una velocidad de 9,5 kilómetros por hora. Y a tan sólo tres días haberse dejado ver, el cuerpo espacial que mide entre 6,9 y 15 metros de diámetro, pasará entre la Tierra y la Luna, a 224.396 kilómetros de distancia de nuestro planeta, una corta proximidad para la astronomía, informan varios medios.

El hecho no es inusual: el último objeto espacial que se desplazó a una distancia lunar de la Tierra fue reportado hace poco más de un mes, el 21 de noviembre; y el 2017 YZ4 es el número 52 en lo que va del año que logra tal cercanía.

Para el 24 de diciembre de 2017, la ciencia registraba 17.495 objetos tipo NEO, es decir, aquellos que desplazan cerca de la Tierra. De esos, 17.389 son asteroides.

El hecho no es inusual. El último objeto espacial que se desplazó a una distancia lunar de la Tierra fue reportado este 21 de noviembre, y el que ahora se aproxima es el 52º desde principios de este año.

Según datos actualizados para el 24 de diciembre, la ciencia conoce 17.495 objetos tipo NEO que se desplazan alrededor de la Tierra, y 17.389 de ellos son asteroides, recalca el portal. Desde el inicio de este año, han sido descubiertos 1.985 objetos próximos a la Tierra.

Los objetos llamados NEO son aquellos que se desplazan a corta distancia de la Tierra, como el asteroide 2017 YZ4.